martes, 18 de diciembre de 2018



- LA NAVIDAD -
por Antonia A. de Cela (mi madrre), libro "Dulces sueños"

Ya vienen las navidades
con su magia, su esplendor,
redimiendo a las personas
que desean ser mejor.

Dios que estas en todas partes,
haz que las guerras acaben,
que ya no hayan más muertes,
ni más niños sin padres.


Debíamos ser más humildes,
para poder convivir,
con familiares y amigos,
con lealtad, sin fingir.


Es tan bonito quererse
y respetarse a la vez,
ser amable y cariñoso,
cuesta tan poco de ser.


Y qué bonito sería
con lo corta que es la vida,
que nos llevásemos bien,
con ilusión compartida.


Y el tiempo que vivamos
entre nosotros hubiese,
bienestar y amistad
y por encima de todo,
brillase la sinceridad.


Deberíamos dar más
y esperar menos,
demostrar que sabemos amar
y sentir el dolor ajeno.


Porque llega la navidad,
llena de su amor y armonía,
deberíamos reflexionar
y mejorar día tras día.


Y aunque estemos enfermos
y luchemos por vivir
demostremos al mundo entero,
¡qué hemos sabido cumplir!


Seamos caritativos,
serviciales, humanos
y ayudemos si podemos
a todos nuestros hermanos.


Que la vida son dos días
y si obramos así
se vive más alegre,
y se es más feliz.


Quien estas letras escribe
os desea felicidad,
para estas próximas fiestas
¡y hasta la eternidad!

martes, 17 de julio de 2018

BELLOS PLACERES




por Aurora Tomás


Los más bellos sentimientos
los he tenido yo,
casi hasta perder el conocimiento,
los he vivido sin control.

Los he tenido en tus manos
cuando acariciabas mi piel,
mi mente se trastorna
y se paraliza mi ser.

¡Y tus besos! ¡Qué placer!
sentir ese sabor...
de como nunca imaginé,
¡fuese el sabor del amor!

Tu aliento húmedo en mis mejillas,
¡Ay, amor! cuando te tengo
de todo el mundo siento la envidia
y el cielo siento en mi cuerpo.

Ardo en deseos de sentirme tuya,
adentrándome en tu alma,
hasta sentir ese punto de locura,
del saber que soy tu amada.

Y con los más bellos placeres saciados,
quedo temblando... sin ti
y con el sabor de amarnos,
llevándolo dentro de mí.

viernes, 4 de mayo de 2018

Carta abierta...


A ti hija.
Mi madre me decía:
- “Cuando seas madre, sabrás lo que siento por ti”

Pensé que ya lo sabía, pensé que ya lo había sentido todo, pensé que ya había amado de todas las maneras posibles, que ya no había nuevas formas de amar, pensé que ya había querido lo suficiente y que no había más amores por conocer…
He amado a mi madre y amo a mi padre, a mis hermanos, a mi pareja y amigos… pero era y son otras formas de amar… si era y es amor, y amor de verdad pero no este amor incondicional, aunque llegué a pensar que no existía ningún amor más.
Un día alguien me preguntó: ¿alguna vez habías pensado que podrías querer a alguien más que a tu madre?... qué pregunta más cruel pensé a la vez que sin dudar le contesté… No, no lo había pensado, ni me había imaginado querer así. Esto me hizo pensar que mi madre tampoco quiso a nadie como a mí, ni a su propia madre, diréis son amores diferentes, diferentes sí, pero que no te den a elegir….
Porque llegaste tú, mi niña… con tu bendita inocencia, tu dulce sonrisa y tus ojos azules y transparentes como tu alma…. Apareciste como un hada, de madrugada, llenando la estancia con tu presencia, sin necesidad de abrir tus alas….
Y cada mañana me despierto entusiasmada por dar mi amor incondicional a quien ahora me necesita, hasta para andar…
Soy feliz con tus abrazos espontáneos, sintiendo tus besos, con tus sencillos y a la vez divertidos juegos, con tus caras divertidas, paseando cogida a tu manita, pintando, cantando, bailando, volviendo a ser niña, aprendiendo los colores, las vocales, haciéndote entender con tu lengua de trapo, leyéndote cuentos, oliendo tu pelo, no puedo imaginar el día que con tu vocecilla me digas un te quiero, te necesito y cuando me llamas mamá, pienso; qué nombre más bonito.
Colmas de ilusión, dulzura y alegría cada uno de mis días, días en los que acaricio tu cara y siento el más puro amor, que surge de mis entrañas… como surgió el más bello ser del que estoy enamorada.
Cada minuto siento más, quiero más…y puedo confirmar que si había un amor más por conocer, un amor desmesurado, inenarrable, la razón por la que vivir y por la que morir, es tan inexplicable que ahora que soy madre, solo te puedo decir:
- “Qué cuando seas madre, sabrás lo que siento por ti”

- Aurora Tomás -


 

domingo, 22 de abril de 2018



Mañana día internacional del libro y Sant Jordi (en Cataluña) Estaré en el stand de FAMPA Cornellà, en la que también tendremos rosas y en la que colaboramos con la venta de escudos de la campaña contra el cáncer infantil de la Guardia Urbana de Cornellà.
¡Nos vemos!



viernes, 13 de abril de 2018

Cuando






AuroraTomás - libro "Dulces sueños"



Cuando la noche
ya no ilumine a las estrellas.
Cuando el sol
caiga en la tierra.
Cuando el agua
se vuelva arena.
Cuando el cielo
no se vea.
Cuando todo esto suceda,
quizás ... ya no te quiera.